C R E A R C U L T U R A
               
                                 
                       

 

       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
           
             
             
             
             
             

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Todos tenemos prisa por crecer cuando somos niños, en especial cuando somos adolescentes, ya sabéis cumplir los 18 que puedas entrar en la discoteca, sii tenemos mucha prisa por que llegue ese día tan ansiado y cuando llega... nos quedamos fascinados ese día, pero a la semana siguiente seguimos nuestros rumbos de vida y nos damos cuenta que todo sigue igual que antes de cumplirlos...

 

Luego nos llega la etapa de los 20 nos pegamos unas fiestas que no veas salimos, nos divertimos, nos creemos que toda la vida se quedara estancada en esa edad... peroooooo cuando te quieres dar cuenta tienes 25¡¡¡ y dices uyy ya van siendo unos añitos ehh, nos preocupamos y decimos bua el vaso mejor verlo medio lleno que medio vacío.

 

Pero se va a aproximando la fecha tan marcada, que es la que estoy yo ahora, en los 30, y nos damos cuenta de lo pasado, de las cosas que hemos vivido de los errores cometidos, de los aciertos y que ya no somos niños ni nos aproximamos, unos nos conservamos mejor, otros peor, pero los años pasan para todos, y nos damos cuenta que es época de madurar de cambiar de reflexionar, por lo menos yo lo veo así, época de hacer balanza de la vida y sobre todo de alegrarnos de estar vivos y de mirar al futuro sin ningún temor.

 

Pero la gran putada llega que cuando quieres asimilar que tienes 30, es que ya tienes casi 31 xd y dices pero bueno esto que es...

 

Este escrito va dedicado a todos los que rondan los 30, o los que los pasaron ya hace poco, que seguro que me entienden