Vuelvo a escribir en este teclado, esta vez sobre un tema, que nos inundara, de aquí a unos años. La inteligencia artificial.

Como dejo entender el genio, recientemente fallecido.

La inteligencia artificial, puede ser la salvación o la muerte de la humanidad.

Creo que hemos llegado, a un porcentaje muy alto, de llegar a ser nosotros mismos, dioses, podemos llegar a clonar, a empezar a crear robots con aspecto humano.

Mucha gente no pensara como yo. Pero creo que los futuros robots humanos, no tendrían que tener leyes, ni de protección, para los humanos, ni nada parecido.

Me explico mejor. Para ellos somos sus creadores, al igual que nosotros, hemos sido creados.

Nosotros, tenemos la capacidad, de hacer el bien o hacer el mal, por un motivo muy claro, si solo pudiéramos hacer el bien, no tendríamos la oportunidad de demostrar, a nuestro creador nuestro verdadero sentido en la vida.

Quien sabe, si quizás nosotros en realidad somos maquinas bien fabricadas, con la posibilidad de poder reproducirnos.

Nadie sabe la autentica verdad. Pues puede que solo seamos un experimento, de alguien.

Al igual que nosotros somos los experimentadores, de nuevas tecnologías, como es la inteligencia artificial.

Es tan sencillo, como frenar el tema de robots inteligentes. Si no somos capaces, de darles un buen consejo con nuestro comportamiento.

Es contradictorio, crear algo con aparente vida, y dejarle aprender, lo bueno como lo malo, de sus propios creadores.

Si no sabemos comportarnos entre nosotros. Que les estaremos enseñando entonces¿?